Obtención de la salmuera o muera


El singular método de obtención artificial de muera ha requerido a lo largo de siglos una importante y disponible cantidad de agua dulce. El agua dulce se obtiene de las fuentes y manantiales que riegan todo el valle, como Fuente Villa, Fuente Banasta, Fuente Fría, Fuente el Canto, Fuente Águila y Fuente Cubo. También existían pozos de almacenamiento de agua dulce para las épocas de sequía, situados en la parte alta del salero conocida como el urnio (voz que pudiera derivar del término vascuence, ur, relativo agua). Existen actualmente tres pozos cuya escasa profundidad, de 1 a 1,2 metros, puede deberse al material de derrumbe acumulado sobre su fondo.


Alcanzada la veta de sal gema se construían unos túneles, galerías, de no más de metro y medio de altura y menos de un metro de anchura, cuyo suelo era por tanto la propia capa de sal. El agua dulce lame el mineral, lo disuelve y se transforma en salmuera. Esta salía al exterior a través de otra caña en el extremo mas declive de la galería, esta era la caña de salida.

En mitad de la galería existía otra caña, llamada caña de esbarrado, intermedia, que permitía el acceso para su limpieza. La galería de excavada directamente sobre el terreno y no se colocaban apoyos en el techo pues era frecuente los derrumbes. Para evitar la obstrucción total se colocaban manojos de sarmientos de boj en el suelo que permitía el paso del agua protegiendo así de pequeños derrumbes. A veces era necesario que bajaran los salineros a la galería para realizar una limpieza mayor y incluso reconstruir los túneles. Este era el trabajo más arriesgado y dificultoso de la fabricación de sal.


La salmuera alcanzaba la superficie, manando de forma natural por la propia diferencia de nivel de entrada y salida, o bien de forma artificiosa por un torno manual también de madera, como todos los aperos e ingenios utilizados en el Salero. Éste constaba de dos manivelas, gangas, y una maroma que portaba dos recipientes, pellejos, de unos 40 litros de capacidad. Para evitar la corrosión de la salmuera eran realizados con una piel de cabra sin curtir –era curtida por la propia muera que la impregnaba constantemente- en la que se colocaba un aro hecho con una rama de avellano o de olmo que constituía la boca de la bolsa. Con gran esfuerzo físico por parte de los salineros conseguían extraer la muera depositándola en el alberque donde se acumulaba para luego distribuirla a cada una de las granjas. Es muy probable que este método de extracción se iniciara con la dominación romana y posteriormente se mejorara.



« Anterior: Introducción Siguiente: Distribución de la salmuera »


Asociación de Amigos de las Salinas de Poza de la Sal
Casa de Administración de las Salinas (CASA DE LA CULTURA)
Carretera Masa-Cornudilla s/n
09246 POZA DE LA SAL (Burgos)

https://www.facebook.com/groups/110869545637972/
amigos@salinasdepoza.net
granja salinera